ÍNDICE DE CONTENIDO

HISTORIA
SITUACIÓN GEOGRÁFICA
MONUMENTOS
GASTRONOMÍA 
FIESTA POPULAR DE LA ARRIBADA
BOLOS CELTAS
FOTOGRAFÍAS 
WEB DE BAIONA

BAIONA 

  HISTORIA

Se atribuye la fundación de Baiona a Diomedes de Etolia, hijo del fundador de Tui. Cuando los romanos invadieron a mediados del siglo II A.C. la Península Ibérica intentaron tomar también Baiona, cosa que impidió el caudillo lusitano Viriato. Un siglo más tarde Julio César organizó aquí a su ejército para expulsar a los herminios de las islas Cíes.

Fecha clave en su historia es el año de 1201, cuando Alfonso IX de León concede a la antigua Erizana el nombre de Baiona y le otorga privilegios para el comercio marítimo. Así se desvinculó del monasterio de Oia y comenzó su carrera para convertirse en una de las villas costeras más importantes de Galicia.

Por su valor estratégico fue atacada en el siglo XIV por portugueses e ingleses, conflictos que la arruinan, hasta que en 1425 vuelve a cobrar impulso cuando Juan II decide que Baiona y A Coruña sean los únicos puertos gallegos con capacidad para importar y exportar mercadurías.

En ese siglo fue también escenario de las luchas feudales gallegas, pero su momento glorioso le llega al final del mismo, en 1493, cuando arriba a su puerto la Carabela Pinta, convirtiéndolo en el primer lugar de Europa que conoce el descubrimiento de América. En 1497 los Reyes Católicos conceden a la Villa numerosos privilegios y ordenan a la población vivir dentro de la fortaleza de Monte Boi.

En el siglo XVI, época de gran esplendor, volvió a ser asediada por flotas enemigas, entre ellas la del pirata inglés Drake, que fue ahuyentado de esta bahía por el conde de Gondomar. En los dos siglos siguientes siguió sufriendo ataques. Era entonces el principal puerto de la ría de Vigo y, aunque participó en la expulsión del ejército napoleónico de Vigo, nada pudo hacer ante la armada anglo-holandesa en el hundimiento de los galeones de Rande. En el siglo XIX dejó de ejercer su jurisdicción sobre el Val Miñor y comenzó el declive de su puerto.

  SITUACIÓN GEOGRÁFICA

 

  MONUMENTOS

Es, probablemente, por su peculiar concepción, el monumento más conocido del municipio. Fue construido en granito sobre las rocas del monte de San Roque por el gran arquitecto Porriñés Antonio Palacios, autor de edificios y arquitecturas destacadas de estilo modernista. La obra fue inaugurada en 1930, tiene 15 metros de altura y representa a la Virgen sosteniendo en su mano derecha una barca-mirador al que se accede por una escalera interior de caracol realizada en piedra. La cara y las manos de la Virgen son de mármol blanco y su corona fue construida en porcelana.

Junto al monumento se levantó mas tarde un parque recreativo de gran superficie, dotado de Vía Crucis, bancos y mesas de piedra, en el que celebra el primer domingo de agosto la popular romería dedicada a la Virgen.

  GASTRONOMIA

Resulta indiscutible, y eso es lo que la distingue fuera de sus fronteras, que la cocina gallega cimentó su prestigio desde tiempos pretéritos en la excelencia de sus productos: magníficas carnes, formidables frutos del campo y, sobre todo, inigualables mariscos y pescados.

Para los amantes del vino, ésta también es una buena tierra para dar disfrute al paladar. Cinco Denominaciones de Origen aseguran la variedad y calidad de los caldos: Monterrei, Rías Baixas (una de sus cuatro subzonas, Rosal, linda con Baiona), Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras.

Entre los elementos fundamentales de la dieta gallega se cuentan algunos protegidos por los 16 Consejos Reguladores de Denominación de Origen, productos con indicativo de calidad que responden a unas cualidades genuinas, reconocidas por la norma EN 45011 de la Comunidad Europea, fruto de una tradición productiva que mima los alimentos y rechaza estrategias de producción aceleradas. Entre ellos, y además de los mencionados vinos, están los productos del campo amparados por el Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica, la miel, el mejillón, el lacón, el orujo, varios tipos de quesos y la ternera gallega.

En la cocina gallega dominan los platos sencillos y tradicionales. Aunque los restaurantes hace tiempo que comenzaron a innovar en sus creaciones, la gran calidad de los productos siempre ha bastado para preparar un plato exquisito. Éste y no otro es el secreto de esta cocina que podrás disfrutar en los muchos restaurantes, mesones y casas de comida del municipio de Baiona. 


  FIESTA MEDIEVAL DE LA ARRIBADA

(Primer fin de semana de marzo)

El día 1 de marzo fue declarado en 1974 Fiesta local oficial. En este día se conmemoraba la llegada de la carabela "La Pinta" al puerto de Baiona con la noticia del descubrimiento de América. En los últimos años se han aumentado los actos para recordar tan histórico suceso y por tal motivo la fiesta se hace coincidir con el fin de semana siguiente al que hasta ahora era día de fiesta oficial.

Durante ese fin de semana se celebra en las calles del casco antiguo y los paseos aledaños una fiesta medieval en la que se ofrecen los productos de artesanía que se consumían en el siglo XV. Músicos, juglares, malabaristas y artesanos recorren esos días las calles reviviendo aquel hecho. Además, en las tardes del sábado y del domingo se escenifica la reconstrucción del relato que Martín Alonso Pinzón y sus tripulantes hicieron de la gesta del descubrimiento al corregidor de Baiona el día 1 de marzo de 1493.

Los actos se completan con la concesión de la Medalla de oro de Baiona a personas o asociaciones que hayan destacado por su labor cultural en el marco de la emigración y con una ceremonia oficial en la que participan los representantes de los ayuntamientos de Palos de la Frontera, Santa Fe de Granada y Pornic, villas hermanadas con la de Baiona.

  JUEGO DE BOLOS CELTAS

JUEGO DE BOLOS CELTAS

El juego de los bolos celtas es una antigua modalidad deportiva que ya se jugaba en la zona hace 200 años. Aún hoy, como entonces, el premio para el ganador es un carnero u otro animal de granja

 

El juego de bolos celtas es probablemente la más antigua modalidad deportiva de las que se celebran en el municipio. Aunque su origen es incierto, parece que ya se jugaba hace un par de siglos en la zona. Normalmente el premio por el que se jugaba era un carnero o algún animal de granja. Aunque ahora los clubes participan en una competición gallega regida por la Federación autonómica del ramo, aún perduran las partidas en las que se puja por aquel animal.

Características del juego

El juego se practica en un campo casi semicircular de tierra o arena de playa. En cada bolada hay que derribar 18 bolos cónicos, situados sobre una placa de piedra, con una bola lanzada por el aire, no a ras de suelo. El lugar desde donde lanza cada jugador está a 7,5 metros de la placa, y ésta a 21 metros de la línea de puntos. Los bolos están situados en una sola línea y separados uno de otro por un par de centímetros. Tanto los bolos como la bola son de madera de boj; los primeros tienen 18 cm. de altura y 5 de ancho y un peso de 250 gramos. La bola, de 60 cm. de circunferencia, pesa 2,5 kg.

El juego puede ser practicado entre dos jugadores, entre parejas o entre equipos de 3 jugadores y un suplente cada uno. Cada jugador dispone de 3 turnos o boladas para lanzar, nunca de manera consecutiva. Cada bolo que consigue sobrepasar la línea de puntos le otorga 10 puntos o bolos, mientras que los que sólo haya derribado y no queden en pie valen un solo punto. El equipo que sume más puntos gana. Cada encuentro tiene dos rondas, y cada una de ellas se dirime al mejor de 5 partidas. Cada victoria vale 3 puntos, el empate vale uno y la derrota ninguno.

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE BAIONA

    
         
   
         
   
       

Para mas información acerca de Baiona, visita la pagina web donde podrás encontrar mapas callejeros, actividades culturales, gastronomía, y un amplio repertorio fotográfico con imágenes a 360º en directo desde puntos estratégicos de esta hermosa villa.

UNA VILLA ENCANTADORA Y TRADICIONAL

http://www.baiona.org   

   © Francisco Javier Rodríguez Penedo 


 

 

  VOLVER A ARTICULOS